Los pastores, sacerdotes y autoridades locales, se la jugaron por la paz y la reconciliación en Casanare

El evento contó con la participación del gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera, quien recibió un reconocimiento por parte de los líderes religiosos gracias a su trabajo en favor de la libertad de cultos en el departamento.

El pasado sábado 7 de septiembre, en el marco de la celebración de la Semana por la Paz, se llevó a cabo el gran partido de fútbol por la paz, entre pastores, sacerdotes y autoridades locales, en el estadio Santiago de las Atalayas de Yopal.

El balance fue más que positivo. Luego de 90 minutos de partido intenso el resultado fue un empate a dos goles, por lo que la definición se trasladó a los disparos desde el punto penal. En esta instancia, fue el equipo conformado por los pastores de las iglesias cristianas el que se llevó la victoria del juego.

El objetivo principal de la actividad se cumplió con creces. “Le dijimos a todo el departamento que es posible amarnos, respetarnos y convivir como colombianos, siendo conscientes de nuestras diferencias pero poniendo como prioridad el respeto y el amor que nos debemos como seres humanos”, dijo el pastor Josué Neira, integrante del Comité Departamental de Paz y participante del encuentro.

Durante el evento, los líderes de las comunidades cristianas hicieron entrega de un reconocimiento al gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera, por su trabajo en favor de la libertad religiosa y de cultos en el departamento.

“Para la Gobernación es muy importante seguir generando estos espacios que fortalecen la convivencia, el dialogo y el descubrimiento de que hay más cosas que nos unen que las que nos separan. Es un mensaje que queremos transmitir al pueblo casanareño, y un llamado al compromiso social por la convivencia y la construcción de la paz”, dijo Milton Álvarez, secretario de Gobierno Departamental.

“Esperamos poder seguir realizando este tipo de actividades y replicarlas en otros escenarios que integren a más organizaciones sociales que por alguna razón hayan experimentado distanciamiento en razón de sus diferencias. Ha sido una experiencia valiosa de la cual todos los colombianos podemos aprender, a amarnos por encima de las diferencias”, concluyó el pastor Neira.

El desarrollo de esta actividad se llevó a cabo como resultado de la concertación entre las instituciones que conforman en Consejo Departamental de Paz, Reconciliación y Convivencia, con el objetivo de generar espacios para la reflexión.

Deja Tu comentario en Facebook