Noticias de ColombiaPolitica

Fuertes acusaciones contra las Fuerzas Militares en debate por violencia sexual

Uribismo señaló que unos casos no pueden empañar la acción de la fuerza pública.

Un candente debate se vivió en la Comisión de Equidad de Género del Congreso de la República por los actos de violencia sexual que han sido atribuidos a miembros de la fuerza pública.

La senadora Aída Avella, de la oposición, afirmó que los casos de las violaciones, por parte de miembros de las Fuerzas Militares, se han venido realizando de manera sistemática, porque desde hace varios años se han presentado esos mismos hechos en regiones como Arauca y Guaviare.

“El caso de Raúl Muñoz Linares, subteniente de la Brigada Móvil 5, por violar a una niña de 14 años en la vereda Caño Limón, en el municipio de Tame, Arauca el 2 de octubre de 2010, mire que esto no es de ahora”, señaló Avella.

La senadora Avella señaló que el tema no se trata de manzanas podridas dentro del Ejército Nacional, sino que podría haber algo más de fondo que tiene que ver con la formación militar.

La senadora Ruby Chagüi, del Centro Democrático, salió al paso afirmando que no se puede desprestigiar a las Fuerzas Militares de Colombia, “por unos cuantos que realizan hechos delictivos” y que ya fueron judicializados por la justicia.

Mientras que la representante Adriana Matíz afirmó que han sido los grupos armados ilegales, como los paramilitares y guerrillas, los responsables del más alto número de violaciones en país.

A estas acusaciones respondió el general del Ejército, Jaime Carvajal, afirmando que los siete miembros del Ejército que violaron a una niña indígena de la comunidad Embera en Risaralda son unos criminales y por esa razón fueron retirados de inmediato de la institución.

Ante los cuestionamientos realizados por la senadora Aída Avella, sobre el lugar de reclusión donde se encuentran los soldados que violaron a la menor indígena y la razón de la destitución del oficial que denunció el hecho, el general Carvajal señaló que fue por orden de un juez promiscuo de Risaralda que estas personas fueron recluidas en el centro militar de máxima seguridad de Bello, Antioquia.

“El suboficial, Juan Carlos Díaz, fue retirado del Ejército Nacional por ausencia de mando y control sobre la tropa y el caso se encuentra en la Procuraduría”, afirmó el alto oficial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Sistema Integrado de información

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas