Espiritual

Pakistán: La fatwa de la esperanza de un Gran Muftí

Una familia cristiana de Pakistán, lucha por el regreso de una hija de 14 años presuntamente secuestrada de su hogar.

Una familia cristiana de Pakistán, que lucha por el regreso de una hija de 14 años presuntamente secuestrada de su hogar, vuelve a abrigar esperanzas a raíz de una fatwa emitida por un Gran Muftí de una mezquita local. Muhammad Asad Ali Rizvi Efi, Gran Muftí de la mezquita suní Rizvi Jammah de Jhung Bazar en Faisalabad, ha emitido un fallo islámico en el que condena como “falso” (batil) el certificado de matrimonio presentado en el tribunal por Mohamad Nakash, quien afirma estar legalmente casado con la niña secuestrada, Maira Shahbaz.

El Tribunal de Primera Instancia de Faisalabad falló en favor de Mohamad Nakash en mayo, pero la familia de Maira espera que la intervención del Gran Muftí sea crucial en la audiencia de apelación que se celebrará en el Tribunal Superior de Lahore. En una conversación desde su casa de Madina Town, cerca de Faisalabad, la madre de Maira, Nighat Shahbaz, ha dicho a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) -la fundación pontificia que apoya a los cristianos perseguidos-, que anhela el regreso de su hija.

La madre, que fue trasladada de urgencia al hospital tras un ataque al corazón sufrido en la audiencia de mayo en el Tribunal de Faisalabad, ha dicho: “Cada noche, me despierto a las dos de la madrugada y rezo al Señor para que responda a mis plegarias, para que Maira vuelva con nosotros. Nadie tiene derecho a quitarle a una familia a una hija sin el permiso de la madre. Le han robado su infancia, su juventud y todo su entorno familiar”.

Lala Robin Daniel, amigo de la familia y activista de derechos humanos de Faisalabad que hace campaña por el regreso de Maira, ha declarado: “En términos de cómo se ve el matrimonio dentro de la comunidad musulmana, la intervención del Gran Muftí es significativa”. Y ha añadido: “El certificado de matrimonio que el Sr. Nakash ha presentado es sin duda falso. La firma del Imán que ratifica el matrimonio es falsa y, además, no se menciona el matrimonio preexistente de Nakash ni hay consentimiento de la mujer con la que ya está casado; todo indica que es un fraude”. Lala Robin Daniel ha indicado que, aunque la policía ha hecho progresos en la búsqueda de Nakash, su paradero exacto sigue siendo desconocido, por lo que se cree que vive escondido.

Dos hombres cristianos declararon que presenciaron cómo Nakash y dos cómplices, provistos de armas de fuego, secuestraron a Maira en la tarde del 28 de abril de 2020, durante el toque de queda por el coronavirus. Cuando el caso fue visto en el Tribunal de Primera Instancia de Faisalabad, Nakash afirmó que se había casado con Maira en octubre pasado, fecha en la que, según asegura la familia, la niña sólo tenía 13 años. Nakash afirma que Maira tiene 19 años, pero la familia ha presentado un certificado de nacimiento y documentos oficiales de la Iglesia y la escuela que demuestran que nació en 2005. Khalil Tahir Sandhu, abogado de la familia, ha presentado un recurso de apelación para que el caso sea visto en el Tribunal Superior de Lahore, pero, como la mayoría de los jueces están en receso hasta septiembre, aún no se ha fijado la fecha.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente y foto: ACN Colombia

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas