Noticias Internacionales

Preocupación en la economía mundial por el progreso de la variante Delta

La cepa Delta ha provocado brotes epidémicos en Asia y África y aumenta el número de casos en Europa y Estados Unidos.

La propagación de las nuevas cepas del coronavirus plantea riesgos para la economía mundial, advirtió este sábado el G20, mientras la variante Delta, muy contagiosa, continúa causando repuntes y genera preocupación de cara a la final de la Eurocopa.

El peligro de que la recuperación económica se ralentice es aún mayor si se tiene en cuenta que en numerosos países los índices de vacunación son todavía muy bajos, recalcaron los ministros de Finanzas del G20, reunidos en Venecia.

Pero la Unión Europea quiso lanzar un mensaje tranquilizador.

Hasta “este fin de semana, hemos entregado suficientes vacunas a los Estados miembros para vacunar completamente a al menos un 70% de la población adulta”, celebró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

A través del mecanismo comunitario de compra de vacunas, gestionado por la Comisión Europea, la UE distribuyó 500 millones de dosis de vacunas anticovid, suficientes para vacunar completamente a un 70% de los 336 millones de personas que componen la población adulta del bloque comunitario.

Ahora, es responsabilidad de los 27 gobiernos de los Estados miembros administrar estas vacunas a su población, dijo la jefa del ejecutivo comunitario, que advirtió que “el covid-19 todavía no ha sido derrotado”.

Además el G20 advirtió en su comunicado final que siguen pesando “riesgos” sobre la economía mundial, no solo debido a la “propagación de nuevas variantes” del coronavirus, sino también al “diferente ritmo de vacunación”.

Sin bailes en Cataluña

 

Ante el aumento “exponencial” de casos de covid-19 durante varios días, sobre todo entre los jóvenes, la región de Cataluña, en el noreste de España, reimpuso restricciones.

Como consecuencia, las discotecas y otros lugares de ocio nocturno permanecerán cerrados y habrá que presentar una prueba de antígeno o PCR negativas, o estar vacunados, para participar en actos al aire libre de más de 500 personas.

Por su parte, el primer ministro holandés, Mark Rutte, ordenó que las discotecas y restaurantes cierren a medianoche, después de que los contagios diarios se multiplicaran por siete en una semana, para alcanzar los 7.000 nuevos casos el viernes.

Por el contrario los franceses volvieron el viernes a las pistas de baile por un tiempo indefinido, por primera vez desde marzo de 2020, aunque antes de entrar debían presentar un pasaporte sanitario.

“Se está bien. Las mujeres son guapas, bailamos, somos libres, por fin libres”, declaró Gérard en la discoteca Mistral, un local emblemático de Aix-en-Provence (sureste).

Pase sanitario

 

Aún así, la cepa Delta provoca brotes epidémicos en Asia y África y aumenta el número de casos en Europa y Estados Unidos.

Rusia marcó por quinta vez desde comienzos de mes un máximo histórico de decesos diarios, alcanzando este sábado los 752 en las últimas 24 horas.

Corea del Sur, puesta como ejemplo de gestión sanitaria, batió por tercer día consecutivo su récord de contagios diarios (1.378 casos) y prepara duras restricciones para su capital Seúl.

Argentina prolongó el viernes las restricciones sanitarias hasta el 6 de agosto. Mantiene el cierre de las fronteras pero aumenta el número de argentinos y residentes autorizados a entrar en el país.

Tailandia también restableció las limitaciones, con toque de queda incluido en Bangkok. A partir del lunes se prohibirán los viajes innecesarios.

Y a partir del 14 de julio, quien quiera viajar a Malta, deberá estar vacunado. “Seremos el primer país de Europa en tomar esta medida”, señaló el gobierno.

La lista de vacunas disponibles se amplió el viernes con la autorización en Cuba del uso de la cubana, Abdala, la primera de América Latina contra el covid-19 y que constituye una luz de esperanza para este país y para la región en la lucha contra la pandemia.

Preocupación por el fútbol

 

En este contexto, la perspectiva de una reunión de 65.000 hinchas de fútbol en el estadio de Wembley en Londres el domingo por la noche para la final de la Eurocopa entre Inglaterra e Italia preocupa.

Y más aún los festejos del “tercer tiempo”, fuera del estadio, en un país donde se han levantado casi todas las restricciones pero no se libra de la variante Delta (casi 30.000 nuevos casos por día en Reino Unido durante la última semana).

La policía de Londres desaconsejó a los aficionados que se junten “en gran número” con motivo de la final. 

Las últimas restricciones contra el coronavirus se levantarán en Inglaterra el 19 de julio y, a partir del 16 de agosto, los adultos considerados contactos de casos confirmados pero totalmente inmunes desde hace al menos dos semanas ya no tendrán que aislarse durante diez días.

La epidemia ha causado al menos 4.013.756 muertos en el mundo desde que la enfermedad se detectó en diciembre de 2019, según un saldo elaborado por la AFP a partir de fuentes oficiales el viernes a media jornada.

Fuente: AFP

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba