Noticias de Casanare

Como en la perinola: todos ponen

Aunando esfuerzos entre autoridades y la comunidad se busca salvar de colapso el puente La Curuché en Támara, afectado por socavación, vía de comunicación de por lo menos siete veredas.

En una articulación de la Gobernación de Casanare a través de la Dirección de Gestión del Riesgo de Desastres y la Secretaría de Infraestructura,  la Alcaldía Municipal de Paz de Ariporo, el diputado Alejandro López y la comunidad, se realizará la intervención de los puentes La Curuché en jurisdicción de Támara y quebrada Honda, donde se demarca el límite entre Paz de Ariporo y el municipio cafetero.
El trabajo que inicia el día de hoy lunes 06 de julio, se deberá realizar para proteger las estructuras y garantizar la movilidad de esta vía alterna al municipio de Sácama, y que además comunica a Paz de Ariporo con Támara por el sector de Llano de Pérez, La Aguada, Teislandia, Barro Negro, entre otras veredas.
La socialización de estos trabajos la realizaron durante el fin de semana, Óscar García, secretario de Infraestructura; la alcaldesa Eunice Escobar, el diputado López y el equipo de la Dirección Departamental de Gestión del Riesgo, quienes concertaron con líderes comunitarios las obras a efectuarse.
“En La Curuché realizaremos una canalización de unos 300 metros para redireccionar el cauce del afluente por la parte céntrica y construiremos un enrocado para proteger la zapata derecha del puente”, informó Guillermo Pérez director de la Gestión del Riesgo en Casanare.
Recordemos que durante el Gobierno anterior, esta misma quebrada puso en jaque el mismo puente, pero en la zapata izquierda.
Asimismo, aunque el puente sobre la Quebrada Honda, no se encuentra en riesgo, se aprovechará la presencia de la maquinaria para realizar un reforzamiento en sus zapatas.

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas