Columnas de Opnion Casanare

El ciclismo es adrenalina pura

En cada pedalazo el deportista se juega la vida. La carretera es el lugar preferido para entrenar y competir, pero es donde también paradójicamente encuentra el mayor peligro para accidentarse, inclusive para encontrar la muerte.
La carretera para él es una contradicción. Es donde se gana la vida y donde encuentra la gloria y el triunfo, pero es donde corre mayor peligro la suya.
En el ciclismo no existen los cobardes.
Es un deporte para valientes y seres obstinados por la superación. No obstante que las palmas y el reconocimiento de la prensa y del mundo se las lleva el campeón; es preciso valorarlos a todos; desde el segundo hasta el último en la clasificación, también merecen un reconocimiento, porque a final de cuentas, todos hacen y cumplen el mismo recorrido y están expuestos a toda clase de imponderables.
La Vuelta del Porvenir y Tour Femenino que durante 4 días vivimos por carreteras de Casanare, nos mostró la faceta heroica de hombres y mujeres que buscan la consagración montados sobre una bicicleta, el deporte qué más prestigio y buen nombre le ha dado a Colombia en el exterior.
Es más, cuando uno habla con la gente en la calle, encuentra que el ciclismo es de los deportes que más les gusta salir a apreciar. Asi mismo lo ven y lo escuchan de manera consuetudinaria a través de la televisión, la radio y las redes sociales.
Los ciclistas despiertan una gran admiración en el pueblo colombiano ya que con sus gestas contagian el amor genuino por nuestra patria.
Cómo¡ ha cambiado el ciclismo. Antes veíamos a los pedalistas llegar en solitario a las competencias sin más ayudas que Dios y la Virgen. Buscando el almacén qué le pague inscripción y otro negocio que le ayude con alojamiento y otro más con alimentación. Los más afortunados con un solo acompañante, un mecánico y sin más ayudas que la de sus propias fuerzas.
En cambio hoy; chicos de apenas 17 y 18 años muestran orgullosos maquinas super modernas e indumentaria cómoda para afrontar estos exigentes recorridos.
Al campeón 2020 lo entrena nada más y nada menos qué Luis Cely, el flamante bicampeón de la Vuelta de la Juventud y vuelta a Colombia con el boyacense Diego Camargo. Súmele un gran apoyo de carácter técnico, nutricional y de dirección técnica.
Datos claves: los ciclistas reciben ya, unos sueldos y otros, bonificación económica o material sólo por pertenecer a una escuadra.
En la prueba contra el reloj individual que se cumplió en Aguazul; cada ciclista tenía a su disposición un vehículo acompañante durante el recorrido de la etapa.
Existe eso si una verdad irrefutable:
El ciclismo de ayer y de hoy tiene algo que no cambiará con el tiempo: el mismo nivel de valentía, coraje, persistencia y combatividad. Hoy no se compite y se gana solamente por disponer de una bicicleta millonaria con rueda lenticular y fabricada de materiales livianos.
Hay que entregar el alma sobre este aparato que aunque sea moderno de nada sirve si no se pedalea continuamente y cada vez con más fuerza, decisión e inteligencia. Y hay que madrugar todos los días a entrenar sin importar si llueve o hace sol, porque la exigencia de este deporte así lo amerita.
Quienes tuvimos el privilegio de vivir de cerca la vuelta del Porvenir y Tour femenino versión 2020, podemos corroborar que este deporte está lleno de sacrificio y de entrega total. Aqui nadie viene de paseo. La concentracion es total; un descuido, un parpadeo puede dar al traste con el objetivo. Los perezosos y los perdedores no caben en esta disciplina.
Esta vez en Yopal en un electrizante circuito final, ganó Johan Ramírez, de Santuario- Antioquia, la patria chica del patrocinador y propietario de bicicletas Strongman, Basilio Aristizábal, un hombre amable, desprendido y apasionado por este deporte que desde niño quiso respaldar a jóvenes con deseos de triunfo.
Pero en honor a la verdad, los ganadores fueron los más de 300 corredores de de 12 departamentos que acudieron a la cita reservada para pedalistas hombres de 17 y 18 años de edad y damas de edad libre.
Nos debe quedar una contundente reflexión: cuando se quiere se puede.
Un gran aplauso para la Gobernación de Casanare y al Instituto de Deporte y Recreación, indercas con el ingeniero Salomón Sanabria y Ricardo Jimenez, quienes dijeron sí al compromiso de ser anfitriones de estas dos competencias que son modelo de impecable organización para el mundo. Una mención especial merece la senadora casanareña Amanda Rocío González; Quién fue pieza clave para que la Federación colombiana y su presidente Mauricio Vargas, aceptara la propuesta de organizar la carrera por segundo año consecutivo en este gran departamento que busca ser visibilizado y recibir muchos eventos deportivos, turísticos, culturales y empresariales .
A los aficionados y especialmente a los niños les quedó grabado en la memoria que el ciclismo es de los deportes más bonitos y que integran a toda una familia a su al rededor.
En agosto del 2020 se anuncia la salida de la Vuelta a Colombia en Yopal, evento que ha recobrado trascendencia a nivel mundial por lo que probablemente contaremos con escuadras de toda América y en especial del viejo continente, dónde se encuentran los más poderosos equipos del pelotón internacional.
¡Viva el ciclismo el deporte de las bielas. Casanare se lució!
Por: Jorge Luis Ospina Macias, periodista RCN La Voz de Yopal.

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba