Noticias de ColombiaPolitica

Humberto de la Calle hace ‘mea culpa’ y se arrepiente de su campaña presidencial en 2018

El exnegociador del Gobierno en el proceso de paz aseguró que muchos vieron esto como una "politización" de su papel en La Habana (Cuba).

Humberto de la Calle reconoció varios de sus errores tanto de su niñez, pasando por su juventud hasta llegar a su carrera política y profesional como abogado.

De la Calle, quien fue el jefe negociador del Gobierno en el proceso de paz que se adelantó en La Habana (Cuba) con la guerrilla de las Farc, aceptó la invitación del concejal Carlos Fernando Galán para hacer un “mea culpa” y reconocer los errores.

Entre estos, el haberse lanzado a la Presidencia de la República en el año 2018 pese a que durante las negociaciones de paz aseguró que no aspiraría a la Casa de Nariño.

“Me equivoqué en haber creído que eso rescataba el Acuerdo y al contrario, muchas personas terminaron alejándose más de él porque concluyeron que yo había politizando el Acuerdo sin necesidad, en eso me equivoqué”, sostuvo el exvicepresidente de la República.

En ese momento consideró que era la mejor decisión ante la arremetida de varios sectores contra el acuerdo y el gran miedo de perder todo lo pactado para alcanzar la paz.

Igualmente señaló que en el desempeño de sus cargos públicos pudo haber hecho mucho más para ponerle un punt final al conflicto armado interno. “Perdimos mucho tiempo en la búsqueda de la paz. La perdimos quienes estuvimos en la vida pública y también la guerrilla, deben estar sientiendo que tantas víctimas, ocho millones, terminan siendo un ejercicio inútil”.

Finalmente, De la Calle hizo un llamado a la reconciliación en estos momentos con el fin de ponerle un fin a la situación que se está presentando.

“No podemos seguir inflando el balón del odio para que algún día se reviente y perdamos nuestro papel de sociedad”, precisó el exjefe negociador.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Sistema Integrado Digital

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba