Noticias de Colombia

Toretto y la entrevista más chistosa de TV en Colombia: “Ya dejé el ladronismo y soy pedagogo reeducativo”

Aunque se robó una volqueta dijo que era exladrón. Esta es la historia de su triste final.

En Colombia hay una serie de hechos que parecen sacados de películas de acción. En muchas ocasiones, los sucesos hacen creer que todos hace parte de la ficción.

Y así pasó en el caso de un ladrón que en enero de 2016 fue llamado ‘Toretto’ por haberse robado un volqueta y emprender una huida tipo ‘Rápidos y Furiosos’.

El sujeto -un habitante de calle- protagonizó una cinematográfica persecución en la cual fue necesaria la intervención de 20 patrullas de la policía y más de 40 uniformados para poder detenerlo.

Iván Darío Becerra, llamado desde ese entonces Torettose robó una volqueta en la localidad de Chapinero y llevó a instante de caos en la ciudad.

Luego del robo, el canal local CityTV pasó a entrevistar al sujeto que fuera del robo protagonizó una de las entrevistas más curiosas, chistosas e insólitas en la historia de la televisión en Colombia.

Fueron tan jocosas sus respuestas tras el robo que dijo que “una corazonada” y “el de arriba” lo llevaron a cometer el robo.

“Lo que pasa es que él (el dueño del camión) había dejado la llave en el switch y me asomó por el otro extremo y veo esa llave… ahí tengo una corazonada y el de arriba me dice pues maneje y yo con ganas de manejar pues hágale”, dijo.

En medio del diálogo, Toretto admitió que la volqueta no era suya y hasta aceptó que era sindicado de robo de carros. Aun así, dijo que no se trataba de un ladrón.

“Yo les digo a los colombianos que yo ya dejé el ladronismo y soy exladrón. Ahora soy un man reeducado, soy un pedagogo reeducativo. Trabajo en pedagogía reeducativa. Soy el rector de un colegio”, recalcó.

Pero ahí no quedó todo. Aceptó que solo roba cuando se veía sin dinero y no es una cosa que hiciera constantemente.

Yo robo, pero a veces. Cuando voy por la calle y no tengo un peso. Yo de las tiendas tomo prestado algo, unos dulces o algo, pero yo trabajo en los buses, a mí me gusta trabajar en los buses”, recalcó.

Por esos días, los familiares de Toretto pidieron que el joven fuera recluido en un centro especial por los problemas mentales que lo aquejaban por el consumo de drogas.

Lamentablemente, de Toretto, el hombre que se llevó la volqueta, lo último que se supo es que había sido condenado a 21 meses de prisión. Luego, en abril de 2019, el hombre murió tras un duro proceso de rehabilitación. En extrañas circunstancias falleció en un apartamento de Fusagasugá, donde habría tenido un accidente casero que le provocó un golpe en la cabeza y su deceso.

Fuente: Sistema Integrado Digital

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba