Tecnologia

Científicos niegan que pueda hablarse de un cerebro masculino y otro femenino

Un medecin observe, le 29 septembre 2008 au CEMEREM (Centre de résonance Magnétique Biologique et Médicale) de Marseille, les images d'un cerveau obtenues à partir d'une nouvelle IRM, le Magnetom Avanto, d'une puissance de 1,5 Tesla  permettant l'exploration du corp entier en un seul examen. AFP PHOTO ANNE-CHRISTINE POUJOULAT
Un medecin observe, le 29 septembre 2008 au CEMEREM (Centre de résonance Magnétique Biologique et Médicale) de Marseille, les images d’un cerveau obtenues à partir d’une nouvelle IRM, le Magnetom Avanto, d’une puissance de 1,5 Tesla permettant l’exploration du corp entier en un seul examen. AFP PHOTO ANNE-CHRISTINE POUJOULAT

El cerebro humano presenta diferencias en función del sexo, pero no puede hablarse de que haya un cerebro masculino y otro femenino, según un estudio que publicó la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Las diferencias cerebrales en función del sexo tienen un alto interés social porque se asume que su presencia prueba que los humanos pertenecen a dos categorías distintas, no solo en términos de sus genitales.

Este estudio, liderado por científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel), afirma que los cerebros humanos están compuestos de “mosaicos” únicos de rasgos característicos, algunos más comunes en las mujeres en comparación con los hombres, otros más comunes en los hombres comparado con las mujeres y algunos comunes en ambos.

El análisis revela que los cerebros en los que predominan características solo de mujeres o solo de hombres son muy escasos.

Para llegar a esta conclusión, la investigadora principal, Daphna Joel, y su equipo analizaron más de 1.400 cerebros humanos de cuatro conjuntos de datos.

En cada análisis identificaron un subconjunto de regiones cerebrales que eran las que diferían más entre los dos sexos.

Sus resultados sugieren que la mayoría de los cerebros son “mosaicos” heterogéneos de características más propias del hombre, más propias de la mujer o intermedias.

De esta heterogeneidad deducen que los cerebros humanos no pertenecen a una de dos características estructurales distintas, es decir, que no existe un cerebro masculino y otro femenino.

 

Por: EFE

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas