Coronel Serrano: El gran caballero que conquistó el corazón de los Yopaleños.

Rompiendo todos los esquemas tradicionales y con un conocimiento claro sobre el Ejército del presente y el futuro que busca estar más cerca de las comunidades, el coronel Aldemar Serrano Cuervo, quien comandó el Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate n.° 16 en Yopal, se ganó el respeto, admiración y cariño de los diferentes gremios y comunidad en general de la capital de Casanare.

Luego de dos años de comandar esa unidad militar, el pasado 18 de diciembre, mediante una mística y disciplinada ceremonia militar realizada en el cantón militar Manare, donde estuvieron presentes los altos mandos militares, policiales, gremiales, políticos y comunidad, se despidió de Yopal el coronel Serrano, el hombre que durante el 2017 y 2018 dio mucho de qué hablar, por su cercanía y apoyo a las causas sociales y la seguridad de los yopaleños, el que sin duda logró incrementar la admiración y el amor por el Ejército Nacional en Yopal, mostrando la cara amable y la vocación de servicio de cada soldado.

Los soldados bajo su mando, estuvieron atentos a brindar apoyo a las comunidades más vulnerables y a cada eventualidad en la ciudad, con jornadas de apoyo y salud, embellecimiento de parques, actividades para los abuelos y los niños, pero quizás lo que más recuerdan los yopaleños, fue el acompañamiento y apoyo decidido a un sector de la ciudadela La Bendición, luego que fuertes vientos afectaran varias viviendas, allí estuvo Serrano y sus hombres desde el primer momento, hombro a hombro con los damnificados y la administración, apoyando la recuperación.

Su amabilidad con todos quienes lo requerían fue su característica principal y lo que tal vez lo puso de lengua en lengua para las cosas buenas; visitaba sectores de Yopal y las comunidades se interesaban en recibirlo porque sabían que su palabra es seria y siempre estaba dispuesto a ayudar, era mejor que si llegara un político, grupos de personas lo seguían y lo aplaudían, él no se hacía esperar para saludar y sonreír con ellos, principalmente con los niños y niñas.

El día de la ceremonia de transmisión de mando, llegaron personalidades que prácticamente no se ven en este tipo de eventos militares, personajes reconocidos como Cholo Valderrama y Walter Silva acudieron a despedirlo, todos querían darle el abrazo de agradecimiento y hasta luego, la Brigada XVI, la administración de Yopal, el concejo municipal, gremio de periodistas, Ecopetrol y muchas personas particulares, entregaron reconocimientos a su trabajo.

Fue tan emotiva la despedida que hasta lágrimas aparecieron por doquier, palabras tan sentidas que aguaron los ojos de más de un asistente; la magister Lucila Salamanca, rectora de la Institución Educativa de Llano Lindo, quien fue su coequipera en proyectos de educación y otros, no pudo contener su tristeza y aunque es de temple y carácter fuerte, no puedo contener sus lágrimas, claro que no fue solo ella, también su equipo de trabajo y allegados; él, haciéndose el fuerte, con la voz quebrada agradecía a cada uno por tanto amor, un amor que hará que este oficial de Aviación del Ejército Nacional, nunca se olvide de esta tierra llanera.


Fuente: Décima Sexta Brigada del Ejército.

Acerca de Karen Landinez Barrera