Espiritual

DIFERENCIAS ENTRE LA ORACIÓN CRISTIANA Y LA ORACIÓN DE LA NUEVA ERA

  • Dios, en el cristianismo, es el Ser Supremo, tres Personas pero un solo Dios, santo, infinitamente sabio, amoroso y justo, creador de todas las cosas. En la Nueva Era, dios no ama ni es santo pues es impersonal, una simple fuerza o «energía cósmica» de la que está compuesta el universo; dios es todo y todo es dios.
  • En el cristianismo, Jesús es Dios encarnado y Salvador de la humanidad. En la Nueva Era, Jesús es un «maestro ascendido» igual que Buda, Confucio o Mahoma, y cada individuo se salva a sí mismo alcanzando la «conciencia universal».
  • En el cristianismo, querer ser dios fue el pecado del primer hombre y la primera mujer (Génesis 3, 5). La meta en la Nueva Era es que cada individuo descubra que realmente es dios.
  • En el cristianismo, Jesucristo volverá para juzgarnos (cfr. Jn. 5, 21-29). En la Nueva Era, Cristo vendrá no a juzgarnos sino a encaminar a la humanidad hacia una nueva conciencia universal que la lleve a período de paz y armonía mundial llamado la Era de Acuario.
  • En el cristianismo, el planeta Tierra es una obra creada por Dios . En la Nueva Era, es la Madre Tierra, la diosa Gaia, un organismo vivo.
  • En el cristianismo la meditación es una oración contemplativa que mira la obra de la redención realizada por Jesucristo. En la Nueva Era la meditación es tratar de alcanzar estados de conciencia que, aunque no se diga a los incautos, busca llevar a que el individuo finalmente se convenza de que es dios.
  • En el cristianismo se habla de pecado, muerte, resurrección, Cielo, Purgatorio e Infierno. La Nueva Era no cree nada de esto, pero sí en la reencarnación.
  • En el cristianismo la Verdad es Cristo y hay una sola religión verdadera; habla de virtudes y de moral, y tiene pequeñas oraciones llamadas jaculatorias. En la Nueva Era cada quien tiene su verdad, todas las religiones son iguales, y sustituye las virtudes por «valores», la moral por «estilos de vida» y las jaculatorias por «mantras».

Tomado de: El Observador de la Actualidad

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas