Ejército en busca de la libertad del pueblo colombiano

Fiesta tricolor, música y representaciones artísticas para conmemorar tan magno evento.Fue en Tame,  Arauca,  donde los Generales  Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander se unieron el 12 de junio de 1819 con más de  1.500 hombres  para conformar el Ejército Libertador que selló la independencia definitiva de la Nueva Granada en los campos de Boyacá. Hoy, 200 años después, los colombianos rememoran tan magna fecha cuyos actos conmemorativos iniciaron el pasado 4 de junio en la capital araucana y se extenderán por los siguientes cuatro años con diferentes eventos en los departamentos de Arauca, Casanare, Boyacá y Santander, ruta que realizaron con grandes hazañas nuestros próceres.

El inicio de esta gran fiesta nacional estuvo marcado por la participación de las tropas del Ejército Nacional, que sin cesar desde hace dos siglos, continúan entregando su arrojo, lealtad, valor y sacrificio para otorgar al pueblo la defensa de la soberanía nacional, independencia, integridad del territorio, orden constitucional, protección de los derechos y libertades públicas y la convivencia pacífica.

De este modo, las unidades de la Octava División prepararon todo un andamiaje por más de cinco meses para brindar a propios y visitantes un verdadero espectáculo que hace alusión a la historia de nuestro país y en especial a las victorias que el glorioso Ejército Nacional le ha entregado.

Fuerza de Tarea Quirón comprometida con la seguridad: Los Batallones de Operaciones Terrestres estuvieron desplegados con más de mil hombres en todo el departamento con  vehículos modernos y bien dotados para custodiar las vías, al tiempo que por aire se realizaba seguimiento a través de aeronaves no tripuladas para  que la comunidad lograra llegar tranquila y segura al municipio de Tame, donde tendría lugar  tan mango evento en el que participaron ciudadanos  provenientes de diferentes partes del país.

Décima Octava Brigada protagonista de los actos simbólicos: Con disciplina, liderazgo y mística militar los hombres de la Décima Octava Brigada dieron paso al inicio de los actos que  honraron la memoria de los próceres libertadores que ofrendaron   sus vidas por el grito de la libertad de lo que hoy conocemos como República de Colombia.

Con una ofrenda floral presidida por el primer mandatario de los colombianos Iván Duque Márquez y la vicepresidente  Martha Lucía Ramírez, en compañía de altos mandos militares y de policía, así como de autoridades civiles de diferentes departamentos, los Héroes Bicentenarios rindieron homenaje frente al busto del Sargento Segundo Inocencio Chincá, a su memoria, la de un tameño ilustre, quien hacía parte de los 14 lanceros, que condujo a  sellar la independencia aún herido, demostrando la gallardía, coraje y valentía que caracterizan la raza llanera que con abnegación y esfuerzo defendieron su causa para lograr esa gran hazaña,  que le permitió ganar reconocimiento histórico, por lo que la Escuela de Suboficiales de nuestro Ejército Nacional lleva su nombre.

Posteriormente, el parque General Santander se vistió de gala para la realización de una imponente ceremonia militar donde un selecto grupo de oficiales, suboficiales y soldados que demostraron esfuerzo y compromiso en cada uno de las tareas encomendadas para brindar seguridad y bienestar a los ciudadanos de esta región del país, fueron condecorados con la medalla Fe en la Causa, insignia otorgada a personas comprometidas y destacadas en la recuperación de la paz, el orden y la democracia de la Nación.

Como hace 200 años, a caballo, como el Ejército libertador, llegó el Grupo de caballería Montado n.° 16 Guías de Casanare.

Desde la capital del Casanare  hasta la cuna de la libertad llegaron hombres y mujeres de esta unidad militar resaltando el origen del Grupo de Caballería Guías de Casanare, que se remonta al año de 1818 cuando se conformó en ese departamento el escuadrón montado, su participación en este evento, permitió a los asistentes disfrutar la banda de guerra y una alegoría que con héroes Bicentenarios que se convirtieron en actores y actrices naturales representaron  los hechos registrados aquel 12 de junio de 1819 cuando los Generales Bolívar y Santander unificaron los ejércitos que nos darían la libertad.

En este dramatizado, se destacó la participación de las mujeres en la gesta Libertadora, un grupo liderado por la sargento segundo Juana Béjar, primer soldado femenina, tameña, quien confeccionó atuendos y vestuarios de la caballería patriota, convirtiéndose también en la primera mujer que llegó al grado de Sargento Mayor marcando el papel fundamental de las mujeres en las Fuerzas Militares, razón por la que en la actualidad, el Ejército Nacional cuenta con un Batallón de intendencia que lleva su nombre y el que adoptaron las demás mujeres que la ayudaron: Las Juanas.

Idiosincrasia y orgullo a flor de piel

Fueron variadas las actividades culturales y artísticas propiciadas por el Ministerio de Cultura y autoridades del orden departamental y local que durante una semana acompañaron esta gran celebración, exposiciones de arte, conciertos, obras de teatro, homilías, bandas sinfónicas, bailes, juegos pirotécnicos y la partida de más de 40 caminantes que recorrerán los pasos de los próceres durante los próximos 60 días.

Estos actos fueron aplaudidos por los espectadores, quienes se sintieron orgullosos de conmemorar  el sentimiento más puro de libertad gracias a un  Ejército que después de dos centurias continúa más fuerte, equipado y preparado  para continuar  protegiendo a los ciudadanos de esta región de la Orinoquía colombiana.

Deja Tu comentario en Facebook