Noticias Internacionales

Conmovedor discurso de Vanessa Bryant en homenaje a Kobe

"Dios sabe que no podían estar en esta Tierra el uno sin el otro", dijo entre lágrimas.

En Los Ángeles se rindió un tributo a Kobe Bryant (1978-2020), quien murió el 26 de enero en un accidente de helicóptero junto a su hija de 13 años y otras siete personas. Desde entonces, murales e improvisados altares se levantaron en la ciudad a la espera de esta ceremonia oficial, que se realizó en el Staples Center, conocido como “la casa que Kobe construyó” y donde ganó cinco títulos de la NBA.

La fecha del 24 de febrero (24/02) también es simbólica: el 24 fue el número que Bryant vistió durante la segunda parte de la carrera, mientras que el 2 acompañó a su hija Gianna, también basquetbolista, en su corta carrera.

“Dios sabe que no podían estar en esta Tierra el uno sin el otro”, dijo la viuda del legendario Bryant, Vanessa, tratando de controlar las lágrimas. “Que ambos descansen en paz y se diviertan en el cielo… hasta que nos volvamos a reunir algún día”.

La ceremonia, llamada “Una celebración de la vida de Kobe y Gianna Bryant”, mostró entrevistas y grandes momentos de Bryant, así como el corto animado con el que ganó un Óscar en 2018 y fotos familiares. Contó con la participación de 20.000 personas, entre celebridades, familiares, amigos y fanáticos del fallecido ídolo de los Lakers,

“Fue mi todo”, dijo Vanessa Bryant, recordando haber conocido al jugador cuando tenía 17 años. “Fue el marido más increíble”.

“Gigi era competitiva como su papi, pero tenía una gracia dulce”, añadió. “Estoy segura que hubiera sido la mejor jugadora de la WNBA, hubiera marcado una gran diferencia”.

Vanessa Bryant agradeció a los presentes así como las muestras de amor que ha recibido de todas partes tras el trágico accidente ocurrido el 26 de enero.

“Kobe y Gianna naturalmente gravitaron el uno hacia el otro”, señaló Vanessa, que también señaló que la menor “era la niña de papá, pero sé que amaba a su mamá”.

Haciendo acopio de fuerzas y entereza, la viuda rememoró aspectos como la disciplina y “el buen corazón” de su hija, sobre la que no dudó que iba a ser una jugadora profesional de baloncesto, para luego hablar de su “alma gemela”, Kobe Bryant.

“Kobe era conocido como un feroz competidor en la cancha de baloncesto. El mejor de todos los tiempos, escritor y ganador del Oscar (..). Pero, para mí, él era Kobe-Kobe, mi boo-boo, mi bay-boo. Mi papi chulo”, dijo la viuda, de raíces mexicanas.

Reveló detalles personales que mostraban la buena convivencia que tenían como familia y pareja, a pesar de que estuvieron a punto de divorciarse y de que ella tuvo que soportar el juicio por violación que en 2003 afrontó el exjugador.

“Él era el tipo de hombre que quería enseñar a las futuras generaciones a ser mejores y evitar que cometieran sus propios errores”, subrayó.

“Siempre le gustó trabajar y hacer proyectos para mejorar la vida de los niños. Nos enseñó todas las lecciones valiosas sobre la vida y los deportes a través de su carrera en la NBA”, agregó.

Beyonce fue la primera en subir al escenario para interpretar “XO” y “Halo”. “Estoy aquí porque amo a Kobe y ésta era una de sus canciones favoritas”, dijo la reina del pop sobre “XO”.

Alicia Keys tocó en el piano la sonata Claro de luna de Beethoven y Cristina Aguilera interpretó el Ave María.

Las 20.000 personas que acudieron al evento habían recibido a su viuda y sus tres hijas, Natalia, Bianka y Capri, con una ovación.

La viuda de Bryant demandó este lunes al operador del helicóptero en el que murió su esposo y su hija, ambos enterrados en una ceremonia privada hace un par de semanas.

Decenas de celebridades y leyendas de la NBA acudieron al homenaje, entre ellos el gran héroe de Bryant y la figura con la que siempre se le comparó, Michael Jordan.

Desde que subió al escenario, el rostro de Jordan estaba cubierto de lágrimas.

Todo el mundo quería hacer comparaciones entre él y yo, y yo solo quería hablar de Kobe”, dijo el exastro de 57 años, asegurando sentir “gran orgullo” de su amistad. “Yo quería ser el mejor hermano mayor que pudiera ser”.

“Mamba –como también era apodado Bryant–, te llevaron muy pronto”, dijo emocionado su ex compañero en tres anillos de los Lakers, Shaquille O’Neal. “Tu próximo capítulo en la vida estaba empezando, y ahora nos toca seguir tu legado”.

“Kobe y yo nos presionamos mutuamente para jugar al mejor baloncesto de todos los tiempos”, siguió. “Y me enorgullece que ningún otro equipo haya logrado los tres títulos consecutivos que los Lakers consiguieron desde que Shaq y Kobe lo hicieron”.

Entre los gigantes de la NBA presentes destacaron también Jerry West, quien como gerente del equipo contrató a Bryant; así como Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, Phil Jackson, Elgin Baylor, Tim Duncan, Dwyane Wade, Tony Parker, Gregg Popovich, Doc Rivers, Steph Curry, James Harden, Byron Scott, Lamar Odom, Vlade Divac, Devin Booker y el comisionado de la NBA Adam Silver.

Entre las celebridades estaban Spike Lee –que era su amigo cercano y que dirigió un documental sobre la vida de Bryant–, así como el rapero Snoop Dog, un gran fanático del equipo, Kim Kardashian y su esposo, el también rapero Kanye West.

“Fue como perder a un amigo”

Los suertudos fanáticos que pudieron adquirir un boleto para el tributo -a un precio de hasta 224 dólares- vestían morado y dorado, los colores de los Lakers, la mayoría con camisetas de su ídolo.

“Kobe significaba todo para esta ciudad, para el equipo, para mí”, dijo Karen Sánchez. “Fue como perder a un amigo”, expresó por su parte Marcos Rojas.

El dinero recaudado será donado a la Mamba and Mambacita Sports Foundation.

El Staples Center ha sido sede en el pasado de otras ceremonias como ésta, incluida la de Michael Jackson en 2009 y la de Nipsey Hussle el año pasado.

Fuente: AFP y EFE
Foto: AFP

Deja Tu comentario en Facebook

Publicaciones relacionadas